Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas

Voy a intentar hacer una serie de artículos para ayudar a todos los que quieran entender de manera sencilla la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones públicas, y así de paso irme enterando bien al respecto.

Lo que nos suele ocurrir a las personas que no estamos familiarizadas con el lenguaje jurídico al plantarnos delante de un documento de 68 páginas es que nos puede entrar un sentimiento de impotencia, ¿seré capaz?, ¿llegará el día en el que realmente llegaré a dominar esto? Ante este reto prefiero ser metódico y recurrir al método que siempre me ha resultado más efectivo a la hora de resolver problemas, y ese método es minimizando y aislando el problema. Vamos a usar la táctica del Dīvide et īmpera (Divide y vencerás). Vamos a irlo desglosando poco a poco, a ver su estructura, y una vez sepamos su estructura iremos viendo cada parte, cada vez con más detalle. Lo más importante cuando estás aprendiendo algo es que sepamos en todo momento dónde nos encontramos, para así hacer la comprensión mucho más fácil, y aunque parezca algo que más tedioso, muchas veces para avanzar hay que retroceder. Así ahorraremos tiempo y entenderemos todo en profundidad.

Lo más básico. ¿Qué es una ley?

Parece una pregunta fuera de lugar. ¿Es necesario ir tan atrás? Creo que sí en la medida de que es importante reforzar nuestra base etimológica a la hora de querer entender un documento legal.

Según nos dice el diccionario de Google.

  1. Regla o norma establecida por una autoridad superior para regular, de acuerdo con la justicia, algún aspecto de las relaciones sociales.

    "es necesaria una ley que limite los productos tóxicos en este tipo de empresas".

  2. En el régimen constitucional, disposición votada por las cámaras legislativas y sancionada por el Jefe del Estado.

    "la ley de educación"

En el contexto que nos movemos nos inclinamos más por la segunda definición.

Ahora vamos a entender el resto de la frase.

¿Qué es el régimen constitucional?

Un régimen es un conjunto de normas o reglas que reglamentan o rigen. En este caso hablamos de un estado. Un régimen constitucional es un régimen reglamentado por una constitución. La constitución es la norma suprema de un estado de derecho soberano, es decir, la organización establecida o aceptada para regirlo. El régimen constitucional está aplicado en el estado español, y el estado tiene tres poderes.

  1. Legislativo (cámaras legislativas). Hacen las leyes.
  2. Ejecutivo (gobierno). Aplican las leyes.
  3. Judicial (juzgados). Vigilan que se cumplan las leyes.
Organigrama del estado español

¿Qué son las cámaras legislativas?

Las cámaras legislativas son emplazamientos físicos donde se reúnen una serie de personas elegidas por el pueblo y su actividad es legislar, es decir hacer leyes. Las cámaras legislativas, es lo mismo que decir Cortes Generales y lo mismo que decir Parlamento Español. Está compuesto por dos cámaras: el Congreso de los Diputados (cámara baja), y el Senado con sus senadores (cámara alta). Estás dos cámaras representan el poder legislativo de España. Ambas dos cámaras pueden legislar, pero además el Senado puede enmendar o vetar iniciativas legislativas que salgan del Congreso de los Diputados.

Si la iniciativa legislativa sale del gobierno es un proyecto de ley.

Si sale del Congreso, del Senado, de una Comunidad Autónoma o una iniciativa firmada por 500.000 ciudadanos es una proposición de ley.

¿Quién es el Jefe del Estado?

El rey actual, en el caso de esta ley es el rey Felipe VI.

En definitiva. Una ley básicamente es una iniciativa legislativa aprobada por las cortes generales, sancionada por el Rey y publicada en el BOE.